lunes, 8 de mayo de 2017

Emilio Velilla – Escultor Español

Emilio Velilla  Nace en Madrid, en 1959. Estudia en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos en la Especialidad de Talla en Madera hasta 1983. Realiza cursos de fundición en bronce por el Ministerio de Educación y Ciencia. Cursos de fundición, modelado y dibujo dirigidos por Venancio Blanco durante 1983 y 1984. Colabora en el quinto curso de fundición en bronce, talla en piedra, modelado y dibujo dirigido por Venancio Blanco en la Diputación de Salamanca, en 1985. Es profesor en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Zamora y en la Escuela Taller de Sacedón, Guadalajara

Al universo escultórico lo lleva explorando desde hace casi cuatro décadas. Su obra, basada en un arte figurativo muy particular, tiene parte de literatura, parte de sentimiento, mucho de creatividad y una dosis más que perceptible de técnica obtenida a base de desencuentros y encuentros con la materia prima. “La figuración siempre tiene contenido literario”, explica. Y todo es importante. “La posición, la actitud, la relación con otros objetos” marcan y definen lo que se quiere expresar en cada una de las piezas.

La producción artística la describe como una metáfora que resulta ser muy cierta: para él, se trata de una escultura que se va transformando en todas las obras, un discurso de varias obras que se desarrollan en el tiempo. Al tiempo, se produce una batalla entre la angustia y la superación que, en palabras del autor, “hacen que te sientes al día siguiente de nuevo frente al caballete”.

Sus temas más recurrentes proceden de lo humano, de las sensaciones, pero siempre referido a un concepto universal al que se accede a través de la experiencia. “Sentimientos posibles y reales”, asegura, como el desequilibrio, el amor, la envidia... Así, por ejemplo, una silla expresa la seguridad frente a la incertidumbre, frente al miedo a tomar decisiones…

“Según el temperamento, un escultor es más de quitar o de poner. Y yo soy más de poner”,resalta. El bronce es su material preferido. “Te permite desarrollar horizontales en el espacio”,asegura. Se trata de una seña de identidad personal que se repite en buena parte de sus creaciones.


Tras muchos años de bagaje, de “continua inmadurez y debacle de influencias”, como él mismo define, ha llegado a conquistar la sensación “honesta y sincera” de la contribución personal a la Historia de la Escultura. Para el futuro, y ya desde el presente, otro reto: la fundición y el modelado digital de sus composiciones.

Fuente Tienda Online Galeria Capa


































El Arte en la Vida, tiene como objetivo difundir el quehacer artístico de pintores, escultores, escritores, fotógrafos, artistas digitales, etc., sin fines de lucro. No posee los derechos de autor de las obras que aquí se exhibe las mismas se han hallado navegando por la web. No trata de obtener crédito alguno por las obras aquí expuestas.
                                   
Si su trabajo esta exhibido en este blog y no desea que sea admirado y/o conocido por el público en general, por favor, envíe un correo electrónico manifestando su necesidad de que deje de ser publicado y será inmediatamente eliminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario